UNA TAL PATA DE CONEJO

14-una tal pata de conejo

 (desde 8 años)

 “Tengo que ir al pueblo”, pensó Rocío. Y sacó de una caja la pata de conejo y la puso en el bolsillo 

izquierdo de su pantalón.  ”Por  mal que estén las cosas no hay pata de conejo que no pueda mejorarlas”.  Cuentos en los que la aventura se  entrecruza   con el humor para fantasear y  reír.